NOTAS DE ÚLTIMO MOMENTO

MI PRIMERA VEZ ; EL BACKSTAGE DEL CONCIERTO EXA

Cuando estaba chiquita, fui hija de Televisa y TV Azteca. Ahora me da poquito tic pensar en eso, pero cuando era pequeña veía Mujer: Casos de la vida real y Ventaneando, eran mi pan de cada día mientras los programas de revista tipo HOY o Venga la alegría eran mi hit. Lo acepto. Como tal, veía a los famosos como algo inalcanzable. Los conciertos me hacían loca de emoción, sin importar si eran de RBD, Alejandro Sanz o alguna generación de La Academia. Pero ya crecí, no se espanten.

He ido a muchos conciertos en mi vida, pero nunca me había tocado estar en backstage. Mi labor en el Concierto EXA V8 Splash 2014 (todo un trabalenguas), era muy clara: debía estar chismeando todo lo que pudiera tras bambalinas, para después elaborar una nota en este blog.

Ya les di mi contexto, ahora sí les voy a contar mi versión del concierto:

Mi highlight del evento fue Yahir, también conocido como “el-norteño-al-que-todas-le-agarran-la-pompi”. O al menos así lo bautizo desde ayer.  Qué hombre tan guapo y tan simpático, se ve muy pulidito ya. Nada que ver con el Yahir de La Academia. Ya está todo guapo, se viste muy bien y tiene un cuerpower. Debo confesar que su acento y su actitud sonorense lo salvaron de lo más trágico que pudo haberle pasado ante los ojos de nosotras quienes admirábamos sus pompas desde tiempos de La Academia: perdió sus pompis. Aún así, desnalgado, una señora cincuentona no quiso perder la costumbre y le dio el clásico agarrón de pompa. Me pregunto qué tanto tic siente el pobre cada vez que mujeres nada atractivas lo sabrosean así. Por ejemplo, cuando yo lo vi hace unos meses, todavía estaba nalgoncillo pero esa no fue razón para dar rienda suelta a mis deseos. Me contuve, como toda persona de bien. Pero a muchos les vale y pácatelas.

De pasadita vi a Dulce María. Sigue con su cabello rojo desde la época de Rebelde. No sé cómo le hace para resistir tanta pintada. Confieso que me la imaginaba con bubis grandes y operadas, pero al parecer son naturales y de tamaño normalón. En fin, Dulce María iba muy en su rollo. A este clan de los artistas que para mí fueron equis se unen Los Vázquez Sound (bebés. Sólo puedo decir que esa niña va a ser un mujerón cuando esté grande), Motel (buena vibra y ya), Río Roma (muy señores para el concierto, en familia y todo), Jesse & Joy (ella insípida y apática, él invisible). Y, aunque me duela porque soy muy fan, Los Claxons pasaron rapidíto en el backstage, sin notarse.

Reik sí fue mi hit. Me cayeron bien porque traen su acento norteño fresa a todo lo que da, se ven muy centrados y relajados. En entrevista para EXA TV, los tres bromeaban y reían mucho con los conductores. Chuy Navarro, el vocalista, contesta muy propio y me dio muchísima ternura que fuera del aire dijo “Qué bonito que podamos hacer cosas chistosas. No supero que ya somos de los viejitos de esto”. Me derritió su comentario. Pasó un rato y fueron a otra entrevista, donde Julio estaba en la baba viendo a Belinda en pantalla. Ella ni los peló cuando pasaron hombro a hombro, pero él la veía igual que todos los hombres: bien lelo. Hasta en plena entrevista le hizo señas a uno para que no obstruyera su vista. Como yo estaba enfrente, vi todo el show y no le quedó más que hacerme una risa picarona y señas de “ni modo, tenía que ver a este mujerón”. Reí mucho. Luego en el pasillo le dije “¿estuvo bueno el show de la Belinda, no?” en tono carrilludo y me dijo “pos claro” y nos tomamos una foto. Como buen hombre norteño, él quiso tomarla aunque fuera con mi celular.

Mi otro momento de felicidad fue con el Gallito Feliz, Cristian Castro. Se esfuerza por ser joven y da entre risa y ternura. Cuando iba del camerino hacia el escenario, pasó diciéndonos a los jóvenes que estábamos ahí: “directo al matadero, chavos” con una sonrisa enorme. Sentí como si mi tío el bromista estuviera hablando. Después me quise tomar foto con él y como que sintió que yo era la hija que nunca tuvo, porque me abrazaba y me dio tres besos en el cabello. Lo sentí como mi abuelito. Un señorón, la verdad. Muy divertido.

De Belanova ni voy a hablar. Me da mucho tic esa mujer con su look que jamás entenderé. Mejor les cuento sobre mi momento feliz: Yahir, Reik y Motel se saludaron como si fueran compas de toda la vida. Tanto abrazo me hizo feliz. Y me dieron ganas de que me hicieran sándwich en cada uno de ellos. Lo admito.

Hasta aquí llega mi recuento del concierto. Fue muy divertido sentirme Paty Chapoy preparándome para esta nota. Aprendí que Belinda está buenísima, que los famosos no tienen nada espectacular y que no tener nalgas no significa dejar de antojar gente.

mariana valenzuela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: