NOTAS DE ÚLTIMO MOMENTO

¿Y SI MEJOR LE REZAMOS A CARLOS VELA?

mauricio ascanio

 

Yo sé que a más de alguno Carlos Vela nos cae como patada en el hígado, después de que se ha “cotizado” tanto ante los llamados de la selección mexicana. Pero seamos honestos, el bombardero de Cancún tiene cualidades que ningún otro futbolista mexicano de la actualidad posee, y que por lo tanto, lo hacen una pieza faltante en el cuadro tricolor.

Dejemos de pretender que existe este “traidor a la patria” y ya no nos escudemos más ante un nacionalismo que es muchas veces mal entendido. El hombre no ha renunciado a su nacionalidad, no ha intentado jugar para otra selección, su único pecado fue negarse a jugar con la tan “amada” selección mexicana y que si analizamos fríamente, hay gente de pantalón largo que le hace más daño a la selección y no por eso estamos buscando cárcel para ellos o les apodamos “innombrables”.

carlos-vela-seleccion-2104

 

Que quede claro algo importante, no lo defiendo ni mucho menos justificaré que se niegue a jugar con la selección, lo que sí creo es que hay que valorar los “tamaños” que tiene para hablar de frente y no sentirse obligado a ir a la selección sólo porque “es un honor” jugar con la tricolor. En lo personal, yo preferiría que muchos que ahora juegan para la selección, deshonraran la playera y no jugaran, porque es patética, penosa e irresponsable la manera en la que juegan, pero eso ya será tema para algún otro post de su servilleta.

Sin embargo, como los blogs son tan libres, y el Internet tan dadivoso, ¿qué les parece si jugamos un poco con la imaginación? ¿Se imaginan un ataque con Oribe Peralta, Carlos Vela, Giovanni Dos Santos y Carlos “Gullit” Peña?

Seguro más de alguno tuvo una sonrisa tonta en este momento (para que las niñas nos entiendan, sería la misma sonrisa como cuando su novio les manda un mensaje de buenos días), sería un verdadero placer verlos jugar juntos. Por primera vez veríamos técnica individual, rapidez, picardía, improvisación, encare, potencia, definición… sería una utopía de lo que nunca hemos visto en el futbol mexicano.

Tendríamos una ofensiva que preocuparía a las grandes potencias, y que nos permitiría dejar de preocuparnos tanto por arrancar ordenados de atrás hacia delante.

Pero nuestra realidad es otra y nuestras esperanzas están colgadas de algunos otros nombres, que no es por demeritarlos, pero jamás se llamarán Carlos ni se apellidarán Vela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: